El show musical contó con la presencia de Fabián Vidal, Sonora de Llegar y Los Gatos Negros, quienes hicieron bailar a los cientos de asistentes que llegaron al Parque Costumbrista.

Realizado por primera vez durante este sábado 24 de febrero, el Festival de Verano de Cochrane,  resultó todo un éxito con la participación de cientos de asistentes que llegaron al Parque Costumbrista de Cochrane para disfrutar de un fin de semana en familia con buena música, gastronomía y artesanía.

El festival de Verano organizado por la Municipalidad de Cochrane, y financiado por el 2% de Cultura, fue el broche de oro para el verano cochranino, con un show musical gratuito al aire libre, con puestos de comida, artesanía y juegos infantiles.

El alcalde Patricio Ulloa agradeció el compromiso y la participación de la Agrupación de Ramaderos de Cochrane, la Agrupación de Artesanas Flores del Calafate y el Club de Huasos, por sumarse a este primer festival, y organizar junto al municipio una actividad para toda la familia, actividad que fue cierre perfecto para el verano 2018. 

Este primer festival de verano, contó con la presencia de Fabian Vidal, artista regional encargado de iniciar la fiesta, para luego continuar con la presentación de Sonora de Llegar, banda de la quinta región que se presentó por primera vez en nuestra región y que con sus ritmos bailables puso a bailar a todos los asistentes.

El numeroso público que llego al Parque Costumbrista se mostró gratamente sorprendido con la realización del Festival, calificándolo como “entretenido”, “espectacular” y “muy bueno”. Mientras los cochraninos felicitaron al municipio por organizar y planificar estos eventos, con artistas de tan buen nivel, los cientos de turistas presentes se mostraron gratamente sorprendidos con la magnitud del evento quedando encantados con Cochrane, su entorno y sus actividades.

El cierre de este primer festival estuvo a cargo de  los Gatos Negros, grupo musical de cumbia ranchera, quienes desataron la fiesta en el Parque Costumbrista de Cochrane, la que finalizó con un gran baile en el casino del Club de Rodeo Chileno de Cochrane.