En reunión junto a la directiva de la AG se acordó insistir ante el Ministerio de Agricultura en la necesidad de contar con nuevos recursos financieros para enfrentar esta grave situación que afecta a Cochrane y también a la región.

“La gente reclama falta de agua para los animales; incluso en algunos casos, falta de agua para beber en la casa…y eso es algo preocupante”. Con estas palabras el Presidente de la AG Río Baker, Máximo Vega, se refirió a la grave sequía que afecta a los productores de la comuna y que inquieta al mundo rural por no contar con acciones concretas o recursos para ir en ayuda del campesinado.

En reunión sostenida por el directorio de la Asociación Gremial  Río Baker y equipos municipales encabezados por el alcalde Patricio Ulloa, esta importante agrupación de productores ovinos de la comuna, manifestó su fuerte preocupación por la sequía que afecta a Cochrane, lo que puede traer, si no llueve,  aun mas complicaciones entrando la primavera.

Al respecto el alcalde Ulloa plantea la posibilidad de declarar Zona de emergencia, solicitando eso sí, que los fondos adicionales inyectados por esta vía, no sean sacados de los fondos de la región, sino que sea una nueva inyección de recursos para enfrentar la delicada situación que vive el mundo rural.

“Se requieren recursos adicionales y mayor preocupación del Ministerio de Agricultura para lograr abordar el tema de la sequía. Ya estamos hablando de la falta de agua para el consumo humano y eso es una situación compleja. Y en el tema productivo creemos que si no se logra abordar ahora y de buena forma, afectará fuertemente al campesinado en los próximos meses”, aseveró el alcalde Patricio Ulloa.

Relacionado a este mismo tema, y como otra fuerte preocupación de los socios de la AG, está el tema de lo que ocurre con el río Baker, donde según expresa Orlan Muñoz, director de la AG, la fuerte baja de su caudal ha afectado gravemente la conectividad de los pobladores, poniendo también en riesgo el funcionamiento de la lancha subvencionada que los traslada a sus campos. “La travesía de la lancha por el río cada vez es más riesgosa y complicada, por el bajo caudal del río; y todos sabemos lo que va a bajar el caudal del Baker si no vienen grandes lluvias en agosto y septiembre”, indicó.

En este mismo sentido, Patricio Ulloa, enfatiza que es urgente comenzar a pensar en otro tipo de conectividad para el Baker. “Sabemos que se viene un mecano para instalar sobre el Baker en el sector el Manzano, sin embargo hay otros lugares donde se requiere conectividad: Colonia Norte, Colonia Sur y el sector de ventisqueros en Lago Vargas”.

Para precisamente abordar esta situación el acalde Ulloa sostendrá  junto al concejo municipal en pleno, importante reunión con el seremi de Obras Públicas el próximo 14 de julio, para transmitirle  a la autoridad regional la preocupación de los pobladores del Baker.